Productividad

Productividad Por:Lic. Andrés Herrera Mejía y Lic. Raul Garrido Garduño

(Primera Parte)

Con la crisis que se vive a nivel mundial, en las empresas ha resurgido un tema de gran importancia: LA PRODUCTIVIDAD. Aunque este concepto nunca pierde su valor con el tiempo, podemos afirmar que es algo que en la mayoría de las empresas comúnmente no se le presta la atención que requiere.
Lo anterior lo afirmamos ya que durante nuestra trayectoria como consultores, cuando visitamos por primera vez a una empresa, lo primero que notamos es que no se percibe una cultura que mida la productividad de las áreas.
Pero, ¿por qué es importante medir la productividad? Para contestar esta pregunta podemos recurrir a la siguiente analogía. Cuando los niños juegan con sus amigos (por ejemplo el fútbol, básquetbol,…), en la calle, o algún deportivo, sin llevar el marcador de las anotaciones, la intensidad del juego es baja y da lo mismo si en algún intento se logra una anotación o se falla, simplemente se busca pasar el rato. Pero si por alguna razón el juego es contra el “barrio rival” y hay alguna apuesta, o simplemente es el “honor” de quién es el mejor”, el marcador se vuelve de suma importancia, y todo mundo está al pendiente de él, además de que la intensidad e interés para dar lo mejor de sus capacidad de cada jugador definitivamente alcanza su límite superior. Cuando una empresa cuida la medición de la productividad se genera un efecto similar, y no es de sorprenderse que cuando la PRODUCTIVIDAD de un área supera su nivel histórico la gente festeja y se siente orgullosa por la hazaña.
Aún y cuando lo anterior nos parezca obvio, lo que es cierto es que las empresas prefieren vivir con la demencia de Hacer lo mismo de siempre y esperar que los resultados sean mejores.
Entonces, si es un concepto de gran importancia, puesto que el único camino para que un negocio pueda crecer y aumentar su rentabilidad (o sus utilidades) es aumentando su productividad, ¿por qué es descuidado por las empresas? La respuesta puede ser que el concepto para los Directores y Gerentes no es muy claro y/o no se les enseña la mejor forma para medirla. Por lo que prefieren mejor medir la PRODUCCIÓN (o SERVICIOS dependiendo la empresa), la cual es más obvio y fácil, y además incurren en el grave error de confundir los conceptos, dando por asentado que si incrementan la PRODUCCIÓN están incrementando la PRODUCTIVIDAD, lo cual es un gran error.
Por todo lo anterior será interesante dar una definición de lo que es PRODUCTIVIDAD.
Dentro de cualquier empresa, se combinan cuatro recursos para producir bienes o servicios. Estos son: mano de obra, dinero, máquinas y materiales. La combinación efectiva de estos recursos, junto con la mejor utilización de cada uno, determina el nivel de productividad de una empresa. Es importante que los gerentes recuerden que la productividad total de la empresa y, por lo tanto la rentabilidad, se determina por el uso efectivo de todos los recursos. También se debe tomar en cuenta que el aumento de productividad es responsabilidad de la gerencia y no es algo que se pueda delegar a ingenieros industriales. Como el hacer productivos los recursos es el trabajo específico de la gerencia, entonces tenemos que un alto nivel de productividad es el resultado de una gerencia eficaz.


La productividad, o la relación entre producción e inversión, se puede expresar de muchas maneras, por ejemplo en términos físicos: componentes por hora trabajada, o en términos financieros: valor añadido por dólar de trabajo o valor añadido por dólar de costo capital. Si el compromiso de la Dirección General es el de aumentar la productividad, la medición de esta es el elemento más importante. Este compromiso debe ser considerado por todos los involucrados como un presupuesto para mejoramiento, con personal suficiente para llevar a cabo los cambios y registrar el progreso que se está logrando.
Es importante resaltar la importancia de entender el significado de PRODUCTIVIDAD. Esto es porque la productividad y su mejoramiento se pueden complicar cuando no se entienden los conceptos básicos. Esto se aplica a la Dirección General tanto como a los operarios en terreno. Por eso, es esencial que todo el personal, desde arriba hasta abajo, entienden cuál es el objetivo y cómo funcionará. Para que podamos entender el significado de productividad, es necesario diferenciar entre el aumento de producción y el aumento de productividad.
PRODUCCIÓN: Se define como la combinación de recursos (hombres, materias, máquinas y dinero), usados para producir bienes o servicios.
PRODUCTIVIDAD: Esto involucra la habilidad de la gerencia de combinar estos recursos de una manera óptima, y de utilizarlos plenamente para maximizar la producción por unidad de inversión de recursos. En resumen, se define como la relación entre la producción de bienes y servicios y la inversión de hombres, dinero, materiales y máquinas. La productividad exige un entendimiento de las relaciones entre todos los recursos, y por eso, tiene que ver con cada aspecto de una empresa: gerencia, producción, finanzas, marketing, administración y desarrollo del personal.
OJO: Un aumento en productividad significa que se produce más con la misma cantidad de  recursos, o que se produce el mismo volumen con menos recursos.
Por último, si uno quiere ser más productivo tiene que comenzar a medirla. Queremos terminar esta parte con la siguiente frase:

                   Lo que se Mide se Controla...
                   Lo que se Controla se Gestiona...
                   ¡¡¡Y lo que se Gestiona se Mejora!!!

En las empresas, en las cuales hemos trabajado, han seguido esta idea y su productividad se ha incrementado significativamente en el corto plazo.


 

Bibliografía

El 8º Hábito, Stephen R. Covey, PAIDOS EMPRESA

www.iienet.org

http://dictionary.cambridge.org

www.pestmanagement.co.uk

www.bartheby.com

www.productividad y eficiencia.htm

En las empresas, en las cuales hemos trabajado, han seguido esta idea y su productividad se ha incrementado significativamente en el corto plazo.